7 min read / Enseñame

Cómo construimos un negocio de cine freelance de 6 cifras desde cero

Cómo construimos un negocio de cine freelance de 6 cifras desde cero

Los hermanos cineastas freelance Matti y Teppo Haapoja se unen a nosotros para compartir sus 10 mejores consejos para triunfar como freelance. Tras más de diez años en el sector, deben saber algo sobre la realización de películas.

La gente suele comentar lo bien que trabajamos juntos como hermanos y como equipo. Eso es sencillamente porque éste no es nuestro primer rodaje. De hecho, aprendimos a hacer cine y fotografía al mismo tiempo, hace más de diez años. Juntos, conseguimos crear nuestro propio negocio como freelancers y empezamos a ganar más de seis cifras al cabo de unos tres años. "¿Cómo?", te preguntarás. Pues bien, hoy te daremos nuestros diez mejores consejos. Esto es lo que hemos aprendido sobre cómo gestionar un negocio como freelance.

Consejo #1: Hazte bueno

Aprende, realiza, repite... En 2008, no sabíamos nada sobre cine y fotografía, éramos unos completos novatos. Pero empezamos a aprender. Consumíamos todos y cada uno de los tutoriales disponibles. Nos sentábamos en la universidad, literalmente a escuchar tutoriales cuando se suponía que debíamos escuchar al profesor... Paralelamente, salíamos todo el tiempo a filmar cosas. Ya fuera alguien patinando, algunos videos de la iglesia, o lo que fuera, filmábamos mucho.

A picture containing outdoor, person, person, mountain

Description automatically generated

Cuando estás empezando tu carrera como freelance, si no tienes un video o algo que puedas mostrar a los demás, no te van a contratar. Ese es tu currículum. Si no tienes nada que mostrar, no vas a conseguir trabajo. Así que para conseguir ese primer video, sal y haz un corto, capta a tus amigos en la puesta de sol o, por qué no, ofrécete a filmar la boda de tu primo gratis. Esto es solo para que puedas conseguir esa primera pieza del portfolio para poder mostrar a la gente: "¡esta persona puede hacer algo de verdad!".  Al principio rodamos muchas cosas gratis, y lo gratis está totalmente bien al comienzo, cuando estás construyendo tu portfolio. Más adelante, lo gratuito no es tan bueno.

Consejo #2: Hazlo diferente

En cuanto empezamos a aprender un par de cosas, nuestros primeros trabajos remunerados fueron bodas. Las bodas de antes duraban algo más de seis horas y las grababa el padre de alguien, que mantenía la cámara en la misma posición temblorosa durante todo el evento. Eran videos que nadie veía. Queríamos hacer videos que nosotros mismos desearíamos para nuestras propias bodas, videos que pudiéramos ver una y otra vez y que nos trajeran todos los recuerdos.

Así que decidimos hacer videos de boda de forma diferente. Ni siquiera capturábamos los discursos de la boda. Por lo general, se trataba de un tráiler de 3 a 5 minutos con breves fragmentos de los momentos más destacados del día. También dedicábamos mucho tiempo a elegir las pistas adecuadas. Y no aceptábamos que los clientes nos pidieran esas canciones de "amor empalagoso”. Elegíamos las pistas porque sabíamos qué era lo mejor. Buscábamos algo divertido, algo fresco, que encajara con el ambiente y la gente.

Sin embargo, enseguida nos dimos cuenta de que no podías ir y utilizar cualquier canción que encontraras; tienes que obtener una licencia para poder utilizarla; de lo contrario, te metes en un montón de problemas, como la infracción de los derechos de autor y cuestiones legales. Ojalá hubiéramos tenido Epidemic Sound en aquellos tiempos. Por aquel entonces, debíamos acudir a estos sitios aleatorios con no mucho para elegir y pagar cientos de dólares por cada canción. Y si querías obtener la licencia de una canción mainstream, podía costarte hasta 60 mil dólares...

En cualquier caso, hoy tienes acceso ilimitado a miles y miles de canciones con las suscripciones de Epidemic Sound. Por ejemplo, pagas 299 USD al año por el Plan Comercial. Puede parecer mucho, pero si piensas en lo que solíamos pagar por la música, es muy accesible. Y no son solo 20 pistas en un sitio como antes; ¡esta biblioteca es gigantesca! Además, la cantidad de tiempo que te ahorras utilizando esta biblioteca no tiene precio. Algo que me gusta es que Epidemic Sound ofrece un mes de prueba gratuita para que puedas comprobarlo por ti mismo, sin riesgo alguno. Definitivamente, podríamos habernos beneficiado de esto hace mucho tiempo.

Consejo #3: Utiliza las redes sociales y el boca a boca

Cuando empezamos, no gastamos ningún dinero en publicidad, probablemente porque no teníamos dinero, pero aun así. Nada de anuncios en Facebook, ni espectáculos de bodas, nada de eso. Esto se debía a que confiábamos en el hecho de que nuestro producto era bueno. Lo filmábamos y lo publicábamos en las redes sociales. Entonces nuestros amigos lo compartían, y algunos de nuestros videos incluso se hicieron virales. En cuanto eso ocurrió, empezamos a recibir trabajos de todo el mundo. Cada trabajo que conseguíamos lo considerábamos una oportunidad de hacer publicidad, de subirlo a las redes sociales para que la gente lo viera. Y haciendo eso conseguíamos más trabajos.

Otra cosa importante es el boca a boca. Mucha gente no sabe realmente si un video es bueno, genial o mediocre. No saben distinguir la diferencia. Lo que sí saben, sin embargo, es si fue una buena persona con la que trabajar. Muchas veces, la gente decide trabajar contigo porque ha oído hablar bien de ti a otra persona. Eso suele ocurrir cuando has tenido una influencia positiva sobre ellos, has causado una buena primera impresión y te has convertido en algo más que un freelance para ellos: te has convertido en un amigo. No subestimes el boca a boca, sobre todo al principio.

A person standing on a rock

Description automatically generated with low confidence

Consejo #4: Conoce tu valor

Al principio, subíamos el precio por cada video que hacíamos. Nuestro objetivo era llegar al nivel que creíamos que nos merecíamos. Lo interesante también era que cuanto más subíamos el precio, mejores clientes conseguíamos. A medida que subían nuestras tarifas, los clientes también parecían confiar más en nosotros, apreciar más nuestro trabajo, Y las bodas eran más agradables... ¡Si es que podemos decir eso! A veces perdíamos algunos clientes al subir el precio, pero como ganábamos más por evento, seguía siendo una victoria, ya que trabajábamos menos y ganábamos (¡al menos!) lo mismo.

También empezamos a ofrecer diferentes paquetes. Por ejemplo, si tu filmación de boda de alto nivel cuesta 5,000 dólares, pero consigues un cliente con un presupuesto de 10,000 dólares, acabas de perder 5.000 dólares. Entonces, ¿qué haces? ¡Añades cosas al paquete! Así que asegúrate de subir el precio a medida que las cosas avanzan.

Consejo #5: Diversifícate

Al principio, filmábamos cualquier cosa y de todo. En el comienzo, lo considerábamos como una experiencia de aprendizaje, en la que además nos pagaban. Sé humilde y aprovecha todas las oportunidades que se te presenten: esos trabajos pueden llevarte a otros, y si no, ¡al menos habrás adquirido experiencia! Y cuando consigas más contrataciones, podrás empezar a seleccionar los proyectos en los que te gustaría involucrarte.

Consejo #6: Fíngelo hasta que lo logres

Hemos estado literalmente en rodajes en los que ni siquiera sabíamos cómo encender la cámara... Siempre hay una forma de resolver las cosas. Y si no puedes resolverlo, contrata a alguien que pueda hacerlo. ¡Di siempre que sí, no te asustes y aprende!

Consejo #7: Lleva tiempo

Cuando empezamos, no sabíamos nada sobre la filmación de videos. Tampoco sabíamos nada de publicidad, de cómo manejar un negocio, de impuestos, de licencias musicales, así que tuvimos que aprender. Y llevará tiempo; no ocurrirá de la noche a la mañana. Sin embargo, te sorprenderá lo que puede ocurrir en un año. Llevamos más de diez años haciendo esto, y hemos tenido tantas oportunidades locas... Así que, persiste, ¡valdrá la pena!

A person standing in front of a lake with mountains in the background

Description automatically generated with medium confidence

Consejo #8: Comienza por lo básico

En cuanto al equipo, en el comienzo: mantenlo simple. Una cámara, un lente y un micrófono. Eso te servirá para empezar. Eso es todo lo que teníamos cuando empezamos. Puedes hacer muchas cosas con una equipación así, simplemente siendo creativo y practicando los diferentes ángulos y tomas que más te inspiren al ver programas de televisión, películas o videos de YouTube. No gastes demasiado dinero ni te endeudes, porque eso será una gran carga y te frenará. A medida que vayas filmando más, toma nota de qué equipo habría sido útil en ese rodaje y ahorra para ello.

Consejo #9: Da y recibe

A veces me preguntan hasta qué punto tengo en cuenta las ideas de mis clientes. Es útil recordar que tú eres el experto (o al menos más experto que ellos) en la realización de videos, pero ellos son expertos en su propia empresa u objetivo. Intenta comprender su empresa, lo que hacen y sus necesidades. Una vez que los hayas escuchado, explícales cómo tu visión puede ayudar a conseguirlo.

Siempre será una relación de dar y recibir. Cuanto mayor sea la producción, más tendrás que comprometerte como creativo. Cuando trabajas como freelance, se trata del cliente, no necesariamente de tu visión artística, y es importante reconocerlo pronto para que ayude a gestionar las expectativas en todas las áreas del proyecto.

Consejo #10: Haz que valga la pena

Las tarifas son diferentes para cada persona, dependiendo del proyecto y de sus habilidades. Siempre le digo a las personas que pidan una cantidad que les haga sentirse bien. Si crees que el proyecto es realmente divertido y genial, puede que te contentes con una paga un poco menor. Si crees que el proyecto es un trabajo muy duro, yo querría cobrar un poco más para asegurarme de que siento que ha valido la pena.

Mientras avances en tu carrera, sigue aumentando siempre tus tarifas. En la medida que aprendes, mejoras y te innovas, eso definitivamente tendrá más valor para un cliente. Asegúrate de estar aprendiendo todo el tiempo. Como siempre digo: Aprende. Realiza. Repite.

Matti Haapoja es un YouTuber y director de fotografía freelance. Ha trabajado con marcas mundiales como Nike, San Pellegrino y Hyundai Canadá. Con Teppo, su hermano, han fundado conjuntamente su negocio freelance, y él también es YouTuber. Matti ha hecho crecer su canal de YouTube hasta alcanzar más de 1 millón de suscriptores, donde comparte sus conocimientos, consejos y experiencias sobre la realización audiovisual.


Artículos relacionados:

Cómo construimos un negocio de cine freelance de 6 cifras desde cero
Share this